Cómo hacer un Semillero de Tomates


Hacer un semillero de tomates es algo muy sencillo, ahora mismo se esta acercando la primavera y muchos de vosotros estáis ya pensando en cultivar en vuestro huerto unas cuantas tomateras. Seguramente estaréis pensando en utilizar plantones por resultar más cómodos y fáciles. Pero tenéis que conocer previamente a comprar los plantones las ventajas de sembrar con semillas vuestros tomates:

Ventajas de sembrar tomates mediante semillas

1. Posibilidad de elegir la variedad de tomate para sembrar

Encontrar las variedades de tomates que queremos cultivar puede ser una tarea complicada, no todo lo que podemos cultivar se puede encontrar en plantón. Una de las ventajas de las semillas es su enorme variedad

2. Ahorra dinero comprando semillas de tomate

Los plantones de tomate no son muy caros, pero en comparación con un sobre de semillas de tomate si que lo son. En un sobre de semillas de tomate puedes obtener muchas plantas, tantas que seguro que te darán para múltiples siembras y para un par de temporadas.

3. Posibilidad de sembrar fuera de temporada

Una ventaja de sembrar tomates mediante las semillas es poder sembrar fuera de temporada si dispones de un invernadero en tu huerto. Si te decides por plantar con plantones de tomate tienes que ceñirte si o si a la temporada.

4. A tus niños les va a encantar sembrar semillas de tomate

Si tienes niños en casa no te lo pienses y siembra con ellos. Verás como disfrutan observando como crecen las tomateras a la vez que aprenden.

Cómo hacer semilleros de tomates

¿Qué tipo de semillero elijo?

En cuanto a los semilleros no hay norma, pueden ser de plástico, biodegradables, de turba, pastillas prensadas… cada uno de ellos con unas ventajas y unos inconvenientes:

Utilizar pastillas de turba prensada para semilleros ventajas e incovenientes

  • Drenan de maravilla
  • Te evitas el sustrato ya que no lo requieren
  • Ocupan muy poquito espacio
  • Se puede trasplantar junto con el plantón
  • Son biodegradables

Utilizar bandejas de plástico ventajas e inconvenientes

  • Se pueden reutilizar lavandolos bien previamente
  • Mantienen mejor la humedad, pero no drenan bien
  • No se pueden trasplantar junto al plantón.

Utilizar semilleros biodegradables ventajas e incovenientes

  • Son biodegradables
  • Su coste es pequeño
  • Se pueden trasplantar junto con el plantón
  • Este tipo de semilleros serían los más convenientes para las personas que se están iniciando en el huerto.

En nuestra tienda online huertoweb.es puedes encontrar todo tipo de semilleros de los que hemos hablado para que elijas el que más te interese.

¿Qué sustrato elijo para mis semilleros de tomate?

No utilices nunca tierra para preparar un semillero de tomate, elige siempre sustrato, utiliza un sustrato rico en nutrientes y que tenga muy buen drenaje.

El invernadero para preparar semilleros de tomate

Si vas a preparar semilleros de tomates debes saber que puedes hacerlo fuera de temporada, pero eso si tienes que utilizar un invernadero que permita una estabilidad térmica que facilite la germinación y supervivencia de las plantitas.

¿Cómo preparar un semillero de tomates paso a paso?

1. La importancia de humedecer previamente el sustrato

Siempre es conveniente humedecer el sustrato un par de horas antes de sembrar, de esta forma vas a evitar que alguna zona del sustrato se quede reseca.

2. La colocación del sustrato

  • Rellena los semilleros con el sustrato húmedo, dejando libres un par de centímetros  del semillero hasta el borde.
  • Aplasta bien el sustrato con los dedos para que quede compacto.

3. La siembra

  • Siembra de 2 a 3 semillas en el sustrato. Previamente realiza los agujeros con un lápiz a una profundidad el doble del tamaño de la semilla.
  • Riega bien, pero con cuidado utilizando siempre un pulverizador.

3. Los cuidados a realizar mientras crecen las tomateras en el semillero

  • Humedad: La clave para una buena germinación es mantener el sustrato siempre ligeramente húmedo. Riega todos los días con un pulverizador pero sin pasarte.
  • Luz: Coloca tus semilleros en un lugar donde se obtengan unas 12 horas diarias de luz.
  • Ventilación: Una vez germinadas las semillas de tomate, una ventilación adecuada es más importante que un ambiente húmedo.
  • Nutrientes: En cuanto aparezcan las primeras hojas de las tomateras, las plantas necesitarán algo de fertilizante. Aplicales un buen fertilizante ecológico.

4. El trasplante

  • Si vas a trasplantar en macetas, llénalas primero con sustrato.
  • En el caso de haber utilizado semilleros biodegradables, introdúcelos directamente. Es aconsejable que entierres también parte del tallo así desarrollarán más raíces.
  • Si no has utilizado semilleros biodegradables,  ayúdate con un pequeño tenedor para separar la plantita del sustrato. Realiza esta tarea con mucho cuidado.
  • A la hora de coger la plantita cógela siempre por la parte de arriba, por las hojas, nunca la cojas por las raíces ni por el tierno tallo.

Siguiendo estas pautas no tendrás ninguna dificultad para preparar tus propios semilleros de tomate ¿A qué es muy fácil? 🙂


¿Cómo Cultivar Fresas en Casa?


¿Cómo cultivar fresas en casa? Si te gustan las fresas estas de buena suerte. Cultivar fresas en casa es muy sencillo y no tiene ningún secreto.

Las fresas son bonitas, fáciles de cultivar, le gustan a los niños y tal vez lo mejor de todo es que las primeras frutas aparecen en primavera y que son una fruta muy afrodisíaca.

A las fresas les gustan las temperaturas suaves pero existen variedades que aguantan muy bien los climas más fríos y que se pueden empezar a sembrar a finales del invierno.

Sigue leyendo y descubre como cultivar fresas en casa, en huertoweb.es te contamos todos los secretos para cultivar fresas en casa.

Cultivo de la fresa en casa

-En primer lugar haz acopio de las semillas de fresas que más te gusten, a continuación hazte con unos semilleros adecuados para sembrar las semillas.

-Luego escoge un lugar en el patio, balcón o terraza de casa donde puedas colocar unas macetas o una mesa de cultivo, asegúrate que el lugar elegido tenga suficiente sol, a las fresas le gusta mucho el calorcito de la primavera y el verano.

-Rellena tus macetas o mesa de cultivo con un buen sustrato que aporte a tus jóvenes plantas de fresa  los nutrientes necesarios para que puedan crecer convenientemente.

-Prepara los semilleros en primavera, siembra en cada semillero dos o tres semillas y a continuación riégalos bien. Cuando pasen unos 15 días veras aparecer las primeras plantitas de fresa.

-Una vez que tus plantitas de fresa hayan crecido los suficiente (unos 15 centímetros) trasplantalas a tus macetas o mesa de cultivo. Realiza un agujero y coloca la planta dentro, con la copa justo por encima del nivel del suelo y cubre con sustrato para que las raíces queden completamente enterradas.

-Coloca las plantas con una separación de unos 40 centímetros.  Las plantas de fresa tendrán tallos de forma rápida y desenfrenada y cada tallo producirá una nueva planta pequeña.

-Recorta todos los tallos grandes en el momento en que aparezcan. De esta forma las plantas de la fresa dirigen toda su energía a la producción de fruta y deberían darte cosechas amplias durante dos años o más.

-En el momento que las fresas comiencen a madurar recógelas y cometelas rápidamente para que no pierda sus propiedades (sobre todo sus propiedades afrodisíacas)

Consejos de cultivo de las fresas

  • A la hora de elegir el tipo de fresas que vas a cultivar debes saber que existen cuatro tipos de fresas todas con las mismas condiciones de cultivo. Los tipos clásicos producen una gran cosecha inmediatamente, en junio en la mayoría de los lugares y más temprano en los climas cálidos. 
  • Utiliza siempre un buen fertilizante como el humus que aporte los elementos necesarios para que tus fresas se puedan desarrollar bien.
  • Instala en tu cultivo de fresas un sistema de riego por goteo para regar correctamente tus plantas de fresa.
  • Utiliza siempre semillas de calidad que no estén enfermas o contaminadas.
  • Cosecharlas a primera hora de la mañana es la mejor opción, es el mejor momento: Al amanecer las fresas conservan todas sus propiedades intactas y es cuando mejor sabor tienen.
  • No las guardes cómelas nada más cosecharlas.
  • Vigila que no sean atacadas por plagas ni por enfermedades sobre todo en los meses de verano.
  • Utiliza insecticidas ecológicos o fungicidas ecológicos en caso de que tus fresas enfermen por enfermedades como el mildiu o sean atacadas por plagas como las de pulgones verdes u otro tipo de estos insectos.

Huerto Urbano en la Terraza: Consejos


HUERTO EN LA TERRAZA

Gracias a un huerto urbano en la terraza conseguimos tener un pequeño huerto aprovechando un pequeño espacio de casa, este pequeño espacio natural os va a permitir cultivar vuestras propias hortalizas. En este post vamos a dar algunos consejos muy útiles para todas aquellas personas que se estén iniciado en el huerto urbano en la terraza.

Gracias a estos consejos vais a poder aprender muchas cosas sobre las hortalizas y así poder tener una primera cosecha copiosa y abundante de vuestras primeras hortalizas cultivadas de forma ecológica en vuestro huerto urbano en la terraza.

1º Consejo para vuestro huerto urbano en la terraza. La observación

La observación del desarrollo de las hortalizas es clave para que vuestro huerto urbano en la terraza sea productivo y en el crezcan plantas sanas y robustas.

Conforme veáis que vuestras hortalizas van creciendo y desarrollándose no dejéis de observarlas con curiosidad, con una buena observación de vuestras plantas aprenderéis cuáles son sus necesidades de cultivo más importantes y descubriréis cuales son las similitudes entre unas y otras, lo que os va a permitir realizar las asociaciones más favorables entre hortalizas.

Gracias a la observación veréis como los tomates, pimientos y berenjenas requieren que se las entutore para que no se tronchen por el peso de sus frutos. En otro tipo de hortalizas como los pepinos, calabacines, sandías y melones observaréis que la polinización es distinta, puesto que cuentan con flores masculinas y femeninas.

Además gracias a la observación descubriréis con curiosidad que las lechugas, escarolas, espinacas y acelgas durante el verano crecen muy rapidamente, pero tienen el problema de subir a flor mucho más rápido que en invierno si no se las protege de los fuertes rayos del sol veraniego.

En vuestro huerto en la terraza la observación es fundamental para daros cuenta de pequeños detalles y gracias a esta detallada observación vais a poder experimentar distintas técnicas de cultivo hasta dar con aquella que más os interese para llevar a buen fin vuestros cultivos.

2º Consejo. El entutorado de las hortalizas

El entutorado, es una de las técnicas más habituales que se llevan a cabo en el huerto en la terraza. Mediante el entutorado guiamos el crecimientos de nuestras hortalizas y conseguimos que el peso de sus frutos o el viento en exceso no acabe por tronchar la planta.

Si bien es verdad que existen diversas formas de entutorar las hortalizas, nosotros debemos experimentar con todas ellas para ver cual es la que mejor se adapta a nuestras necesidades, a nuestro huerto y a nuestras plantas. No es lo mismo el entutorado de las hortalizas en una mesa de cultivo que en unas macetas.

3º Consejo. La poda de las tomateras

Como todos sabéis las tomateras por regla general se suelen podar, pero hay que decir y subrayar que nos es una tarea obligatoria. El entutorado dependerá del tipo de tomate que se cultive en el huerto en la terraza.

Como ejemplo de esto podemos decir que en el caso de los tomate cherry no es imprescindible podarlos, pero si es imprescindible llevar a cabo el entutorado en el caso de los tomates corazón de buey.

4º Consejo. ¿Por qué se caen las flores de las hortalizas?

La caída de las flores en las hortalizas es uno de los temas más controvertidos y que más preocupa a las personas que se inician en el huerto en la terraza, nos referimos a la caída de las flores en las distintas hortalizas que se cultivan en el huerto en la terraza.

El que las hortalizas lleguen a perder sus flores suele ocurrir normalmente con las primeras flores que se forman en la planta debido a que las temperaturas diurnas y nocturnas no son las más apropiadas para el desarrollo de la hortaliza en cuestión. Esto es algo muy común en hortalizas como los pepinos, melones o calabacines si comenzamos a cultivarlos antes de que lleguen las temperaturas apropiadas para su cultivo.

Según las buenas temperaturas van llegando observaremos que el problema desaparece de nuestros cultivos, pero puede repetirse si las temperaturas son muy elevadas.

Todas las hortalizas que cultivemos en nuestro huerto urbano en terraza van a requerir unas ciertas necesidades de temperaturas óptimas para la germinación de sus semillas, crecimiento, floración y cuajado que cuando nos iniciamos en el huerto en la terraza solemos desconocer.

5º Consejo: Las plagas y enfermedades

La observación sigue siendo vital para que podáis prevenir la aparición de plagas y enfermedades en vuestras hortalizas. La observación minuciosa de las plantas nos avisa la aparición de estas plagas en su fase inicial permitiéndonos actuar con rapidez y aplicar el insecticida ecológico más conveniente o en su caso el fungicida ecológico más eficaz.

Estos serian algunos de los consejos más básicos para nuestro primer huerto urbano en la terraza. ¡¡Suerte con vuestro inicio en el huerto urbano!!


Cultivo de Habas en el Huerto Guía Definitiva


El cultivo de habas es uno de los cultivos más agradecidos que podemos realizar en nuestro huerto o huerto urbano.  A través de esta guía damos una serie de consejos y recomendaciones para poder cultivar habas en casa de una forma muy sencilla y sin ningún tipo de problema para todo tipo de hortelanos, desde su siembra hasta su cosecha, a fin de cuentas, consumir nuestras propias habas frescas cultivadas de una forma ecológica no tiene porque ser una tarea excesivamente complicada ni difícil.

La época de siembra de las habas

Las semillas de habas se siembran una vez que ha llegado el otoño al huerto. La siembra se realiza de forma directa en el huerto.

En caso de que el otoño venga demasiado frío o vivamos en una zona de interior con otoños e inviernos muy duros esperaremos a últimos del invierno para comenzar con el cultivo de nuestras habas.

Durante su cultivo es importante realizar una serie de tareas muy sencillas para que nuestras habas crezcan de la mejor manera posible.

  • Airear el terreno mediante cavados periódicos que permitan que las raíces puedan crecer de forma correcta.
  • Acolchar el terreno para retener mejor el agua en el suelo.
  • A finales del invierno y cuando comienza la primavera, las habas ya tienen un tamaño considerable este es el momento adecuado para entutorarlas. De esta forma evitaremos que se partan por el frío o por el excesivo peso de las vainas.

Enfermedades y plagas en el cultivo de las habas

El cultivo de habas es muy resistente y muy poco propenso a padecer plagas y enfermedades. Junto a los cultivos de cebollas, rabanitos y ajos es uno de los cultivos preferidos para iniciarse en el huerto por los pocos problemas que presenta.

Pulgones

En todo caso hay que prestar atención a la posible aparición de pulgones durante la primavera, los cuales se pueden combatir con un insecticida ecológico como el jabón potásico o el proneem.

Breve descripción del jabón potásico 

El jabón potásico es un insecticida de contacto compuesto por sales potásicas de ácidos grasos vegetales. 

Apto para todo tipo de cultivos: árboles frutales, cítricos,hortalizas, cultivos bajo plástico, al aire libre, etc. Eficacia 100% contra: mosca blanca, araña roja, trips, cochinillas y pulgones. Plazo de seguridad de 0 días.

Modo de empleo: Aplicar en pulverización normal mojando bien las hojas por ambas caras y ramas. Repetir el tratamiento cuando sea necesario. Es importante realizar el tratamiento a través de fumigación, con visos de alcanzar la totalidad de la planta tratada (mojando las hojas por las dos caras), para que el resultado sea un 100%. Evitar las horas máximas de sol, mejor a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. Al descomponerse el producto se convierte en carbonatos con lo que no crea residuos.

Breve descripción del proneem

El proneem es un insecticida, fungicida, proveniente del árbol de Neem. Gran eficacia contra los insectos y como fungicida sistémico para el tratamiento de árboles o cultivos enfermos, protegiendo sus raíces. Usándose como preventivo, puede evitar que las enfermedades fúngicas invadan las plantas. Eficacia contra: Pulgones, Mosca Blanca, Ácaros.

Hongos

También hay que estar atentos si la primavera viene con muchas lluvias o si regamos en exceso. El exceso de agua provoca la aparición de hongos que siempre podrán ser tratados con cola de caballo y así evitar que perjudiquen a nuestro cultivo.

Breve descripción de la cola de caballo

La cola de caballo es el fungicida ecológico más empleado en combatir los hongos en el huerto. Es eficaz como preventivo, gracias a su alto contenido en sílice y azufre actúa previniendo contra el mildiu, el oidio y otros hongos habituales del huerto. Además tiene propiedades estimulantes del crecimiento de las plantas. También se le reconoce efecto insecticida contra insectos chupadores como los pulgones, moscas blancas y arañas rojas.

La cosecha de las habas

A los 6-7 meses de la siembra comienza la temporada de cosecha de las habas, la cosecha de las habas.

Las habas son muy productivas y es recomendable que cuando cosechemos nuestras habas lo hagamos de manera escalonada, primero comenzaremos a recoger las vainas de la parte de abajo de la planta y luego iremos recogiendo las que están en la parte superior.

Si nos gusta la piel de la vaina las recogeremos cuando estén muy muy tiernas sin esperar a que maduren.

Esperamos que este año tengais una buena cosecha de ricas y tiernas habas 🙂


Cultivo de Artemisa: Beneficios para el Huerto


cultivo-de-artemisa-beneficios-para-el-huertoLa artemisa es un pequeño arbustillo aromático de la familia de las compuestas. Como casi todas las plantas aromáticas es originaria de las costas del mediterráneo. La artemisa es conocida por sus propiedades medicinales, antiguamente se la cultivaba para tratar los parásitos intestinales. Lo que no es muy conocido de la artemisa son los beneficios que su cultivo produce en el huerto.

Beneficios del cultivo de artemisa en el huerto

La artemisa gracias a la gran cantidad de beja tujona que contienen sus hojas es un repelente natural de los insectos que se alimentan de la savia de las plantas.  Nos referimos a insectos como los trips, pulgones, cochinillas o moscas blancas. 

Asociar el cultivo de artemisa junto a las hortalizas tiene como consecuencia la protección de estas frente al posible ataque de este tipo de insectos dañinos para el huerto. Tan solo hay que plantar algunas plantas de artemisa cerca de las hortalizas para alejarlos.

El cultivo de artemisa en el huerto también tiene otro efecto positivo. Si se cultiva junto a otras plantas aromáticas como la lavanda, el romero, la salvia, etc nos ayuda a incrementar la biodiversidad del mismo. Evitando así los monocultivos y haciendo el ecosistema de nuestro huerto más fuerte y saludable.

Ahora que ya sabemos los beneficios que tiene cultivar artemisa en nuestro huerto te vamos a contar lo sencillo que es su cultivo para que te animes y cultives artemisa junto a tus hortalizas.

Cultivo de Artemisa

La artemisa es una planta muy fácil de cultivar por ser enormemente resistente tanto a periodos de sequía como a los inviernos fríos. Es una planta que fácilmente alcanza el metro y medio de altura y que nos puede aguantar en el huerto varias temporadas.

Requerimientos de cultivo

  • Riego. No es una planta exigente en los riegos, los prefiere con moderación y durante el invierno si este es lluvioso no es imprescindible regar.
  • Sol. Su cultivo hay que realizarlo siempre a pleno sol, a la artemisa le encanta la luz del sol.
  • Nutrientes. No es nada exigente en cuanto a nutrientes, se puede cultivar en suelos muy poco fértiles.
  • Temperatura. Le gustan las temperaturas suaves, aunque aguanta bien los inviernos siempre que no sean excesivamente rigurosos.

La siembra

La siembra de las semillas de artemisa se hace en primavera. Se puede sembrar artemisa desde finales de febrero hasta mayo.

La siembra se realiza de asiento, aclarando a unos 40 cms de distancia entre planta y planta. También se puede sembrar en semillero para trasplantar cuando las plantas tengan unos 15 ó 20 cms.

Si se cultiva en macetas tan solo hay que realizar un agujero en la base de la maceta para asegurar un buen drenaje, llenarla de sustrato y sembrar las semillas. Una vez que aparezcan las pequeñas plantitas es interesante aportar al sustrato un buen fertilizante ecológico para que crezca más rápido.

En Huertoweb.es puedes encontrar semillas de artemisa para sembrar en tu huerto.

Semillas de artemisa

La recolección

La recolección se realiza durante el verano cuando aparecen sus pequeñas flores reunidas en pequeñas cabezuelas de color amarillo. Si se cultiva en lugares frescos la artemisa no suele florecer.

La poda

Requiere podas regulares para mantener su figura, durante el otoño es conveniente podarla hasta la base para que crezca con más vigor durante la primavera.

Los cuidados

La artemisa es un arbustillo muy fuerte y rústico que no precisa de ningún tipo de cuidado a excepción de su poda.

Al ser un repelente natural de insectos no suele haber problemas con las plagas. En cuanto a las enfermedades las más problemáticas tienen que ver con los hongos. Sobre todo cuando el cultivo se realiza en recipientes que no tengan un buen drenaje. La falta de drenaje va a favorecer que el agua se quede encharcada en el sustrato durante el riego y esto propicia la aparición de hongos que pueden atacar a nuestra planta de artemisa. Si por desconocimiento esto te sucede y tu artemisa comienza a enfermar recurre rápidamente a un fungicida ecológico.

Como puedes ver el cultivo de artemisa es sumamente sencillo y los beneficios que nos reporta para nuestro huerto son innumerables.


Cultivo de Menta: Beneficios en el Huerto


cultivo-de-menta-beneficios-para-el-huertoLa menta es una planta aromática que cada vez toma más importancia en la gastronomía popular. Bien es conocido que aporta un sabor único a todo tipo de platos, ya sean ensaladas,  guisos, carnes, pescados o postres. Lo que no se conoce tanto de la menta es el beneficio que aporta su cultivo a nuestro huerto en el campo o huerto urbano.

Beneficios del cultivo de menta en el huerto

La menta junto a otras plantas aromáticas contiene en las hojas una sustancia llamada beta tujona, esta sustancia es un potente repelente de insectos como los trips, pulgones, cochinillas o moscas blancas.

El cultivo junto a las hortalizas de menta las protege del posible ataque de este tipo de insectos que se alimentan de ellas. Basta con rodear nuestras hortalizas con algunas plantas de menta para alejar a los malos huéspedes del huerto.

Por otro lado el cultivo de menta en el huerto junto a otras plantas aromáticas como la lavanda, el romero, la salvia, etc nos ayuda a incrementar la biodiversidad del mismo. Evitando así los monocultivos y haciendo el ecosistema del huerto más fuerte.

Ahora que ya sabes los beneficios que tiene cultivar menta en el huerto te vamos a contar lo sencillo que es su cultivo para que te animes y siembres siempre menta junto a tus hortalizas.

Cultivo de Menta

La menta también llamada menta pipperita es una planta con un rápido crecimiento y con unos requerimientos de cultivo muy fáciles de cumplir. Es una planta muy fuerte y rústica que requiere muy pocos cuidados.

Requerimientos de cultivo

  • Riego. El cultivo de menta requiere mucha agua debido a que es una planta con un crecimiento rápido. Es importante realizar riegos copiosos aunque eso si intentando no encharcar para que no aparezcan hongos.
  • Sol. A la menta le gusta el sol, pero con moderación. En el huerto la puedes cultivar a la sombra de plantas más grandes (tomates, pimientos, berenjenas…) Que la protejan con sus hojas y ramas de los fuertes rayos solares, sobre todo durante el verano. Si cultivas menta en huertos urbanos coloca el recipiente de cultivo en un lugar en semi-sombra.
  • Nutrientes. El cultivo de menta requiere grandes cantidades de abono orgánico. Es muy glotona en cuanto a los nutrientes. Cultivala en parcelas fértiles.
  • Temperatura. Le gustan las temperaturas suaves. Las temperaturas demasiado altas o demasiado bajas la perjudican.

La siembra

La siembra de las semillas de menta se hace en primavera desde el mes de marzo hasta mayo. En lugares cálidos es posible también sembrar menta en otoño.

Se siembra de asiento, aclarando a unos 30 cms de distancia una vez que comiencen ha hacerse grandes las plantitas. También se puede sembrar en semillero para trasplantar cuando las plantas tengan unos 10 ó 15 cms. Si se realiza la siembra en semillero es posible adelantar su cultivo a finales del invierno. Ya que resguardando los semilleros podemos proteger a las pequeñas plantitas del frío.

Si la cultivas en macetas tan solo tienes que agujerear la maceta en la base para facilitar el drenaje, llenarla de sustrato y sembrar las semillas. Riega bien y en unos pocos días ya tendrás los primeros brotes verdes de menta. Para que crezca más rápido aporta al sustrato un buen fertilizante ecológico.

En Huertoweb.es puedes encontrar las siguientes semillas de menta:

Semillas Ecológicas de Menta

Semillas de Menta

La recolección

La recolección hay que realizarla durante la época de floración de sus hermosas flores blancas, la cual tiene lugar durante el verano. Se recolecta cortando los tallos los cuales crecen rápidamente otra vez dándonos la posibilidad de realizar hasta tres cosechas por temporada.

Los cuidados

La menta es una planta realmente fuerte que tan solo requiere agua, nutrientes y sol sin excesos.

Al ser un repelente natural de insectos no suele haber problemas con las plagas, siempre que se cultive correctamente, es decir aportando el agua y los nutrientes necesarios para que la planta este sana.

En el ámbito de las enfermedades las más problemáticas tienen que ver con los hongos. Sobre todo cuando el cultivo se realiza en recipientes que no tengan un drenaje adecuado y que consiguientemente encharquen el sustrato propiciando así la aparición de hongos que pueden atacar a la menta. Si por desconocimiento esto te sucede y tu menta comienza a enfermar recurre rápidamente a un fungicida ecológico.

Como puedes ver el cultivo de menta es sumamente sencillo y los beneficios que nos reporta para nuestro huerto y nuestra cocina son innumerables.


Cómo se Riegan los Tomates


como-se-riegan-los-tomatesSi te has decidido a cultivar tomates en tu huerto y quieres saber cómo se riegan los tomates, sigue leyendo este post. Huertoweb.es te cuenta de primera mano todos los secretos en el riego de los tomates.

El cultivo de tomate es sin duda uno de los más practicados en pequeños huertos en casa. El alto valor nutritivo de los tomates, convierten a las tomateras en una de las plantas más cultivas en pequeños huertos para poder disfrutar de tomates sanos y naturales sin tener que comprarlos en el supermercado.

El tomate es una planta delicada donde uno de los requisitos imprescindibles para llevar a cabo con éxito su cultivo es el buen riego.

Cómo regar los tomates

Como comentábamos el riego en el tomate es uno de los requerimientos más importantes en su cultivo. El riego del tomate tiene que ser frecuente y regular, nunca se regará de manera espaciada ni en grandes cantidades.

Métodos de riego en el cultivo del tomate

A la hora de realizar el riego de las tomateras este se puede realizar de diferentes maneras siempre atendiendo a los requerimientos arriba indicados:

Riego a goteo

Mediante el riego por goteo se localiza el agua en un punto o zona en concreto, sin mojar el resto de la planta. A través de estos goteros sale una cantidad de agua que en todo momento podemos controlar. De esta forma suministramos el agua necesaria y de una forma localizada a nuestras tomateras.

El riego por goteo nos permite ahorrar agua ya que en todo momento utilizamos el agua necesaria sin desaprovecharla. Además incorporando un programador de riego podemos no estar presentes en el momento de regar. Otra ventaja es que se pueden incorporar fertilizantes líquidos al agua para suministrarlos a la planta durante el riego. Por último señalar que no propicia la aparición de malas hierbas y previene la aparición de hongos por exceso de humedad.

Es un método de riego muy recomendado para pequeños y grandes cultivos de tomate. Mediante el riego por goteo se cumplen todos los requerimientos en el riego de los tomates de una manera sencilla y práctica.

Riego a manta

Con este método se riegan los tomates con una de las técnicas de riego más antiguas. Consiste en regar toda la parcela donde se encuentra el cultivo de tomate, provocando una pequeña y controlada inundación de la misma a través de la inundación de los surcos de los caballones.

En este método de riego hay que estar siempre presente para evitar posibles excesos de agua en el cultivo de las tomateras.

Es un sistema de riego que se emplea en huertos con abundancia de agua, pero esta no se aprovecha bien pues se emplea más cantidad de agua de la que la tomatera realmente necesita. Además propicia la aparición de un exceso de malas hierbas que hay que quitar del huerto.

Es un método de riego no recomendado para pequeños huertos donde prime el aprovechamiento de los recursos.


Cuando se Cosechan las Lechugas


cuando-se-cosecha-la-lechugaSi en estos momentos estas cultivando lechugas en tu huerto, y quieres saber cuando llega el momento de cosechar tus lechugas y como hay que hacerlo, no te pierdas el artículo de hoy de  Huertoweb.es donde te contamos todos los secretos sobre la recogida de lechugas.

Cuando se recolectan las lechugas

Las lechugas comienzan a recolectarse a partir de los 80 días de la siembra. Antes de que suban a flor. En este momento es cuando tienen el cogollo sólo algo consistente, ni mucho, ni poco, cuando requiera de una fuerza manual moderada para ser comprimido, entonces es considerada apta para ser cosechada.

Cómo se recolectan las lechugas

El mejor modo de recolectarlas es cortándolas por la base, a ras de suelo. Es especialmente importante que previamente no hayan sido regadas y que no tengan agua en el interior del cogollo. Hay variedades de lechugas que se pueden ir recolectando las hojas de manera escalonada sin tener que cortar la planta entera.

Conservación de las lechugas

Lo más adecuado es consumir las lechugas nada más recolectadas, pero en caso de que las quieras conservar la mejor opción es hacerlo dentro de la nevera guardando las hojas en una bolsa de plástico previamente agujereada para que las hojas puedan respirar y mantenerse frescas, de esta forma las podremos conservar durante 10-15 días.

También se pueden conservar congelandolas, pero previamente a ser congeladas hay que cocerlas brevemente (lo que se denomina blanqueado) durante dos o tres minutos para que mantengan su color, sabor y frescura durante su periodo de congelación. Una vez blanqueadas y congeladas las lechugas se pueden conservar en el congelador durante un año aproximadamente.

Conociendo un poco más a las lechugas

La lechuga es una planta que se cultiva por el consumo de sus hojas, pertenece a la familia de las compuestas y es un cultivo típico de climas templados. Es una especie vegetal muy variable en colores (lechugas verdes, amarillentas, moradas…), texturas (lechugas crujientes, mantecosas, batavias) y diferentes formas de hojas. Las hojas de las lechugas se consumen crudas y tienen un sabor dulce.

El cultivo de lechuga es muy sencillo, siendo uno de los más indicados para comenzar como principiante en el cultivo de vegetales.

Beneficios de consumir lechugas

La lechuga es uno de los alimentos imprescindibles de la dieta mediterránea, es un alimento muy nutritivo y nos ayuda a preservar la salud.

Es un alimento muy recomendable en dietas de adelgazamiento y en dietas orientadas a bajar el nivel de azúcar en sangre.

El consumo de lechuga nos ayuda también a tener unos huesos sanos y fuertes. Además es fuente de antioxidantes naturales que nos ayudan a prevenir el envejecimiento.

Es fuente de vitaminas, contiene grandes cantidades de vitamina A, C y E.

Ayuda a mejorar la circulación sanguínea además de prevenir la arteriosclerosis y disminuir el colesterol.

 


Cultivo de Manzanilla: Beneficios para el Huerto


cultivo-de-manzanilla-beneficios-para-el-huertoLa manzanilla es una de las plantas aromáticas más conocidas y valoradas por su uso como planta medicinal y por su cultivo como planta beneficiosa para mantener en equilibrio el ecosistema del huerto.

Es una planta aromática que crece de manera silvestre en toda la zona mediterránea. También se la conoce en algunos lugares como camomila. Es una hierba anual  muy rústica que requiere pocas atenciones y cuidados. Puede llegar ha alcanzar el medio metro de altura y es una planta de singular belleza por el colorido de su floración y por sus largos tallos y hojas verdes.

Importancia del cultivo de manzanilla en el huerto

El cultivo de manzanilla en huertos y jardines ecológicos resulta imprescindible por el poder de atracción que tienen sus flores hacia las abejas, las cuales juegan un papel fundamental en la polinización de las hortalizas, frutales y resto de plantas.

Además de atraer a las abejas la manzanilla atrae a todo tipo de insectos que controlan (al ser sus depredadores naturales) las poblaciones de insectos que perjudican a las plantas que se cultivan en huertos y jardines como los pulgones y moscas blancas. De esta forma el cultivo de manzanilla ayuda a prevenir y controlar la aparición de plagas.

Como ejemplo de estos insectos beneficiosos de los que hablamos destacar a las mariquitas, las cuales son un verdadero termómetro de la salud de nuestro huerto y jardín.

El cultivo de manzanilla junto a otras plantas aromáticas nos asegura el incremento de la biodiversidad y la posibilidad de crear un ecosistema sostenible donde las plagas  y enfermedades no tengan presencia.

Cómo cultivar manzanilla en el huerto

Si estas decidido a cultivar manzanilla en tu huerto para de esta forma beneficiarte de todos sus beneficios como planta que atrae a los insectos buenos y como planta que ayuda a mantener sano el ecosistema natural del huerto sigue leyendo…

Requerimientos de cultivo

Suelo

Al ser una planta muy rústica la manzanilla se adapta bien a todo tipo de suelos incluso los más pedregosos.

Nutrientes

Es un cultivo nada exigente en cuanto a nutrientes. Se puede cultivar perfectamente en suelos pobres con poco humus. Con todo esto un buen aporte de humus nunca esta de más, de esta forma la manzanilla crecerá más rápidamente.

Agua

La manzanilla es una planta que resiste muy bien la sequía. No requiere riegos excesivos. Aunque si que hay que incrementarlos durante el verano en la época de floración.

Si se cultiva en recipientes el riego tendrá que ser más frecuente ya que el sustrato retiene menos el agua que la tierra.

Luz

En cuanto a los requerimientos de luz es una planta que necesita que se la cultive en lugares a pleno sol. La manzanilla para que luzca espléndidamente necesita ser cultivada en lugares que estén alejados de la sombra y la semi-sombra.

La siembra

La siembra se realiza durante la primavera de manera directa en el huerto o en recipientes. También se pueden preparar semilleros para trasplantar posteriormente con una separación entre planta y planta de 25 cms.

Semillas de manzanilla en Huertoweb.es

Semillas Ecológicas de Manzanilla

Floración y Cosecha

La manzanilla florece en verano, de Junio a Diciembre. Este es el momento de recolectar, cuando las flores estén totalmente abiertas. Para realizar una buena recolección hay que cosechar la flores el día que se abren, en este momento es cuando los componentes activos están más presentes.

Enfermedades que pueden afectar a la manzanilla

Al ser una planta rústica la manzanilla no tiene problemas de plagas y enfermedades. Principalmente hay que prestar atención a no excederse con el riego el cual puede provocar pudriciones en la raíces. El riego debe ser corto y sin excesos para evitar encharcamientos.

Empleo y uso de la manzanilla

la manzanilla tiene un uso muy extendido como planta medicinal: Se emplean sus flores en infusión para bajar la fiebre, calmar los dolores de estómago, ayudar a hacer la digestión y relajar los nervios. También como tónico debido a que alivia la la fatiga y descongestiona el aparato respiratorio.

Por otro lado también se emplea en perfumería para la elaboración de sales de baño, jabones, champú…


Cuando se Cosechan las Cebollas


cuando-se-recolectan-las-cebollasSi quieres saber cuando se cosechan las cebollas y como hacerlo no te pierdas el artículo de hoy donde te lo contamos de la mano de  Huertoweb.es.

Hablemos un poco de la cebolla

La cebolla es una planta bulbosa de la familia de las aliáceas, igual que ajos y puerros. Cuenta con hojas situadas en la base que forman el bulbo y otras aéreas que son las hojas verdes de la planta.  La cebolla se caracteriza por su bulbo que es la parte de la planta que más se consume. Los bulbos son muy variables en forma y color dependiendo de la variedad de cebolla. Las cebollas tienen un olor y sabor muy característico con notable poder bactericida.

El cultivo de la cebolla en el huerto es muy sencillo y es una de las hortalizas preferidas para cultivar en casa por ser un alimento imprescindible en cocina.

Cuando se recolectan las cebollas

Las cebollas se recogen a partir de los 80-150 días de la siembra de sus semillas en el huerto. Dependiendo si se cultivan variedades para cebolla tierna o seca.

Para tiernas se recolectan cuando las hojas aún están verdes y para secas cuando el bulbo haya crecido lo suficiente y las hojas estén secas.

Cómo se recolectan las cebollas

Las cebollas tiernas se recogen cuando consideremos que el bulbo esta lo suficiente grande para nuestro gusto. En el caso de las cebollas secas cuando consideremos que el bulbo ha alcanzado el tamaño suficiente. Para secas antes de cosechar hay que cortar el riego para que el bulbo pierda la mayor cantidad de agua posible. Aún así una vez recolectadas se rastrilla el suelo y se dejan las cebollas esparcidas en el huerto para que los bulbos se sequen al sol.

Conservación de las cebollas

Una vez que se cosechan las cebollas se quitan las raíces y se atan unas a otras con las hojas secas (las famosas ristras de cebollas) dejandolas colgadas en un lugar seco, oscuro y con ventilación.

Otra manera de conservarlas es realizar montones no demasiado grandes en un lugar seco y ventilado, pero siempre aisladas del suelo mediante maderas o telas.

Por qué consumir cebollas

La cebolla es uno de los alimentos más conocidos y valorados, de hecho es un ingrediente básico en muchos platos culinarios, bien para dar sabor o bien para tomar como alimento principal.

La cebolla es una hortaliza que contiene grandes cantidades de vitamina B, E y C lo que la convierten en un alimento esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y del inmunitario y un potente antioxidante natural. Además cuenta con muchos minerales y oligoelementos como potasio, magnesio, fósforo, calcio, sodio y azufre. Y con grandes cantidades de fibra.

Entre sus propiedades destacan su acción expectorante, bactericida y fungicida.  Su consumo ayuda a combatir resfriados, catarros, bronquitis y otras afecciones respiratorias. También es un potente cardioprotector gracias a su propiedad de disminuir los niveles de colesterol. Por último señalar que tiene una acción depurativa excelente, elimina las toxinas y fermentos que se producen en el estómago una vez realizada la digestión.