Asociar cultivos


calabaza

Las asociaciones de diversos cultivos en el huerto tiene una importancia fuera de toda duda.

  1. Permite no sobreexplotar los distintos nutrientes y recursos del huerto.
  2. Ayuda a crear más biodiversidad.
  3. Permite aprovechar mejor el espacio.
  4. Se incrementa la polinización.
  5. Ayuda a proteger a los diferentes cultivos de enfermedades y plagas.

Para poder llevar a cabo una buena asociación de cultivos es importante conocer muy bien las distintas hortalizas y demás plantas que se pueden cultivar en el huerto. Estamos hablando de conocer sus necesidades de cultivo, propiedades, ciclos de desarrollo, etc..

Conociendo las distintas características de las plantas se pueden realizar asociaciones que contribuyan a mantener el huerto en equilibrio.

Recomendaciones para asociar en el huerto

-Asociar especies con distintas necesidades de nutrientes para que no compitan entre ellas y agoten el suelo.

-Asociar especies con ciclos de cultivo largos con especies de ciclos de cultivo cortos.

-Asociar hortalizas con hierbas aromáticas, las hierbas aromáticas como por ejemplo la albahaca tienen propiedades repelentes de insectos dañinos.

Ejemplos de estas asociaciones son:

Tomates y rabanitos

El tomate necesita muchos nutrientes y el rabanito escasos, el tomate es un cultivo de ciclo largo y el rabanito de ciclo corto y además los rabanitos ocupan muy poco espacio y se puede sembrar fácilmente entre las tomateras. En definitiva ambos cultivos nunca van a competir entre ellos.

Tomate, lechuga y cebolla

En este caso también existen diferentes tipos de ciclo de cultivo.  El tomate tiene un ciclo largo, la cebolla medio y la lechuga corto. Cada una de ellas se irán recolectando en momentos diferentes y no competirán entre ellas en su fase de desarrollo.

Pimiento y albahaca

En esta ocasión la albahaca cultivada junto al pimiento protege a este de insectos dañinos como el pulgón y la mosca blanca debido a sus propiedades. Es tan sencillo como intercalar una planta de albahaca entre pimiento y pimiento.

Tomate y albahaca

Las mismas características que la asociación del pimiento y la albahaca, pero contando además que la albahaca mejora el sabor de los tomates.

Cebolla y zanahoria

En este caso ambas se protegen de insectos dañinos, la zanahoria protege a la cebolla de la mosca de la cebolla y la cebolla a la zanahoria de la mosca de la zanahoria.

Como se puede comprobar las asociaciones que se pueden realizar son innumerables y el propio huerto nos ira enseñando cuales son las mejores con el paso del tiempo.

Para no equivocarnos y no realizar asociaciones desfavorables hay que tener en cuenta siempre lo siguiente:

-No asociar hortalizas con las mismas necesidades de nutrientes.

-No asociar hortalizas con el mismo ciclo de cultivo.

-Como regla general no asociar hortalizas de la misma familia, menos en el caso de las solanáceas (pimiento, tomate y patata)

El huerto es un inmenso laboratorio donde se puede hacer mil y una pruebas siempre respetando las reglas del juego.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *